Fabula del Principe – Sapo..

¡ Sapo-príncipe y Princesa - Rana!

 

    El pobre príncipe Roberto había sufrido el maleficio de una bruja y estaba convertido en sapo. Vagaba entre las plantas comiendo bichos que no le gustaban.
Sólo el beso de una joven de noble cuna podía librarlo de su estado.
Un día, el sapo estaba en el jardín de palacio como de costumbre, cuando una princesa lo alzó del piso y lo acercó a su cara.
– Qué lindo y simpático sapito – dijo la muchacha.
– No te asustes – exclamó el sapo – pero en realidad soy un príncipe.
– ¿Un príncipe? – se sorprendió la infanta.
– Si, un príncipe… encantado.
– Al contrario, el gusto es mío.
Roberto imploró: – Si me das un beso te lo probaré.
La joven besó al sapo y ¡oh, maravilla! ella se transformó en rana.
– ¡Gracias! – dijo la ranita – ¡un maleficio me tenía convertida en princesa y sólo el beso de un sapo podía ayudarme! Dicho esto se alejó saltando por el jardín. Roberto, aún sapo, quedó lamentandose bajo un arbusto.

Anonimo

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: